El 57 % de mujeres de la Bahía de Sechura, en Piura, trabaja de manera informal en actividades relacionadas con la pesca, y el 86 % de ellas gana menos de S/. 930 al mes. Así lo reveló el “Diagnóstico de autopercepción de las mujeres en las cadenas productivas de la pesca en la Bahía de Sechura” liderado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con el Ministerio del Ambiente y el Gobierno Regional de Piura.

La mayoría de las mujeres encuestadas en esta bahía al norte del Perú indicó que son jefas de un hogar, compuesto de al menos tres personas. Por lo tanto, sus ingresos por debajo del salario mínimo apenas alcanzarían para cubrir una alimentación básica, considerando que la canasta básica alimentaria es de S/. 307.48 por persona.

Además, el diagnóstico identificó que tan solo 38 de cada 100 mujeres es clienta de alguna institución financiera, quedando excluidas del acceso a fi­nanciamiento para invertir en otras alternativas que generen mayores ingresos para ellas y sus familias.

En cuanto el impacto de la covid-19, cerca del 78 % de las mujeres aseguró que la venta de sus productos y sus ingresos se redujeron de manera significativa durante la pandemia. Asimismo, el 50.5 % indicó que la carga de tareas dentro del hogar aumentaron en la emergencia sanitaria. Esta sobrecarga de trabajo no remunerado afectó su tiempo disponible para buscar fuentes de empleo alternativas.

Respecto a la violencia de género, el 52.5 % de mujeres no conoce los mecanismos de atención ni puede reconocer las expresiones de violencia de pareja y violencia familiar. Estas cifras son preocupantes ya que demuestran que, de existir casos de violencia, no los estarían denunciando.

Entre sus aspiraciones a futuro, la mayoría de mujeres encuestadas espera obtener una mejor remuneración por su trabajo, en tanto el 22.5 % aspira a que se aprecie que pueden hacer lo mismo que los hombres, y el 16.5 % a que no se las discrimine por sus puestos de trabajo.

Los datos recabados a partir de la encuesta a 600 mujeres en nueve localidades de la Bahía de Sechura demuestran que la mayoría de ellas tiene un bajo nivel de escolaridad, se encuentran sobrecargadas de trabajo no remunerado dentro del hogar y los ingresos por su trabajo en actividades productivas de pesca son bastante limitados.

Para disminuir las brechas de género que persisten en el sector pesquero es necesario visibilizar la situación de las mujeres, sus roles, aportes y necesidades. Los resultados de este diagnóstico, realizado a través de la Iniciativa de Pesquerías Costeras en América Latina, son importantes para que actores locales, gobierno y autoridades puedan generar políticas y normativas que mejoren sus condiciones de vida.

La Iniciativa de Pesquerías Costeras en el Perú es ejecutada por el Ministerio del Ambiente (MINAM), el Ministerio de Producción y los Gobiernos Regionales de Tumbes y Piura, y cuenta con la cooperación técnica del PNUD como agencia implementadora del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés).

Consulta el diagnóstico completo aquí: https://bit.ly/39Elgcc

 

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Perú 
Ir a PNUD Global