--- Image caption ---

Las organizaciones mineras totalmente formalizadas de la Minería Artesanal y de Pequeña Escala (MAPE) recorrieron las plantas mineras de procesamiento en las regiones de Arequipa, Puno y Madre de Dios para conocer de cerca las experiencias exitosas con tecnologías que permiten una minería libre de mercurio.

En el recorrido de nueve días, las organizaciones aprendieron de los procesos de desarrollo productivo que no usan ni una gota de mercurio, el letal metal que puede causar estragos en la naturaleza, aunque su uso está muy extendido, especialmente en centros mineros de Ananea y Cojata en la región de Puno. En esta región altiplánica el PNUD viene fomentando la eliminación del uso de mercurio a través del Proyecto Gestión Integrada de Recursos Hídricos — Titicaca — Desaguadero — Poopó — Salar de Coipasa (GIRH — TDPS) y la iniciativa planetGOLD Perú.

“Se trata de que la gente entienda y vea que hay mineros que realmente hacen las cosas bien y no juzgar a todos por igual. La experiencia nos ha demostrado que sí se puede realizar una minería responsable, cuidar el medio ambiente, generar desarrollo y lograr que la MAPE sea una fuente de desarrollo potente para nuestro país”, indicó Jonatan Soto, coordinador de planetGOLD en Puno y responsable de la misión.

Nuevas tecnologías

Al recorrido por Arequipa, Puno y Madre de Dios, las organizaciones mineras llevaron consigo muestras de su mineral y las probaron bajo los métodos gravimétricos, que son tecnologías que no requieren mercurio. Así, llegaron a la conclusión de que los procesos “no solo son iguales o más eficientes, sino inocuos y sostenibles a través del tiempo”.

Franklin Quenallata Quea de la Sociedad Minera Oso Polar dijo que participó en esta visita con la expectativa de encontrar una tecnología que les ayude a dejar atrás el mercurio. Por su parte, Damian Trujillo Lizárraga de la Cooperativa Minera “Limata” de Puno señaló que, al adquirir tecnologías limpias, su trabajo “se tecnificará sin contaminar el medio ambiente y la salud”.

Las organizaciones mineras llevaron sus propias muestras de metal para testear las tecnologías.

 

Beneficios de las nuevas tecnologías

Las empresas que proveen esas tecnologías limpias a las plantas mineras buscan dar solución a los mineros artesanales y de pequeña escala. Para eso, ponen a su disposición maquinaria que no requiere del mercurio para procesar los minerales, levantando incluso la eficiencia en la recuperación del oro.

Al respecto, Reymer Salcedo, proveedor de tecnologías limpias en Arequipa, explicó que los beneficios de tener, por ejemplo, una mesa gravimétrica es que reduce el uso de agua y se elimina la exposición a químicos como el mercurio. Los índices de recuperación del mineral son del 75%, según Damián Ampuero Huaquisto, del proyecto minero Puerto Belén, de Madre de Dios, implementado con el apoyo del Artisanal Gold Council (AGC).

Compromiso por una minería responsable

Las 12 organizaciones mineras aprendieron de nuevas tecnologías disponibles a fin de sustituir sus actuales prácticas en la recuperación de metales. “Nosotros continuamos el trabajo de nuestros padres, antepasados y hoy para mí es romper ese paradigma y empezar una nueva minería”, dijo Agustin Pachari Flores, del proyecto minero Cruzpata Chaquiminas, de Ananea en Puno.

“Hemos recogido las experiencias que nuestros colegas han trabajado en Madre de Dios, de las mesas gravimétricas, la fundición sin mercurio, el chute portátil, la planta que lava por succión. Podemos instalar plantas gravimétricas haciendo estudios con nuestro propio material”, añadió.  

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Perú 
Ir a PNUD Global