Foto: Mi Banco

 

En los meses de abril, mayo y junio, según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), más de 2.1 millones de empleos se perdieron en las micro y pequeñas empresas (MYPES) del Perú, aquellas que cuentan con uno a 50 trabajadores. Siendo conscientes que las MYPES representan el 99.5% del total de empresas de nuestro país y generan alrededor del 60% de la Población Económicamente Activa (PEA) ocupada, de acuerdo al Ministerio de Producción, no es difícil imaginar por qué la pandemia ha tenido graves consecuencias en la economía nacional.

Desde las primeras medidas instauradas en marzo para responder a la emergencia, el Estado peruano ha buscado contener la pandemia de tal forma que se proteja y salvaguarde la vida por sobre todas las cosas. Sin embargo, debido a la desaceleración económica que la COVID-19 ha significado y significará en los próximos meses para el Perú, reactivar y fortalecer a las MYPES afectadas nunca ha sido más imperativo. Por esta razón, desde abril, un grupo de empresas privadas y organizaciones sociales, de la mano con el PNUD, vienen implementando el Programa Guerrero Emprendedor. Esta es una propuesta para acompañar a microemprendedores afectados por la pandemia a reactivar y recuperar sus negocios. Para ello, el Programa les brinda a los emprendedores un abanico de herramientas que les permite enfrentar el impacto económico de la COVID-19. ¿Cómo? A través de un proceso formativo digital y disruptivo de seis semanas donde los emprendedores acceden a módulos de aprendizaje para diagnosticar sus necesidades inmediatas, mejorar sus estrategias de venta y digitalización, aprender sobre instrumentos financieros, créditos ofrecidos por el Estado y manejo de crisis, así como a adaptar sus operaciones a la nueva normalidad con herramientas prácticas y de alto impacto.

Parte de la narrativa de Guerrero Emprendedor, y el motivo de su rápido y efectivo lanzamiento, es aprovechar el material y contenido ya existente en materia de negocios, tanto de las empresas aliadas al Programa como del PNUD. Es así que metodologías digitales del PNUD como En Marcha han sido vitales para la construcción de los módulos de aprendizaje sobre resiliencia que ofrece el Programa.

Otro componente crucial y diferenciador ha sido el despliegue del aporte de los voluntarios profesionales, quienes luego de pasar por un sólido proceso formativo, brindan mentorías -uno a uno- a los emprendedores para que les sea posible poner en práctica todo lo aprendido.

Hacia una comunidad que emprende

Gracias al éxito del Programa y a su gran acogida, Guerrero Emprendedor está ampliando sus objetivos. Desde agosto, el Programa no solo formará a cientos de emprendedores en nuestro país, sino que también buscará impulsarlos para que accedan a nuevas plataformas de venta como market places, poniendo en vitrina sus negocios, y así consolidar una comunidad de emprendedores a nivel nacional para promover una cultura de apoyo al microemprendedor peruano.

Con ya más de 400 emprendedores beneficiados en más de cinco regiones del Perú en solo un par de meses, Guerrero Emprendedor busca impactar a más de 10,000 al 2021. A lo largo del camino, diversas empresas se siguen sumando y hoy el programa cuenta con el respaldo de Tu Empresa del Ministerio de la Producción.  

Este es uno de tantos esfuerzos que nacen del PNUD junto con empresas privadas y organizaciones sociales para reactivar la economía del país, impulsar a los microemprendedores más vulnerables de nuestro país y construir comunidades más resilientes. Recuperar en conjunto y recuperar mejor.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Perú 
Ir a PNUD Global