Ilustraciones: Kapitán Ketchup

 

Durante estos días de cuarentena obligatoria por la emergencia del COVID-19, la violencia que sufren las mujeres y otras personas en estado de vulnerabilidad se agudiza.

Para proteger a las víctimas, el Estado peruano mantendrá sus servicios esenciales de atención y protección las 24 horas del día durante el aislamiento social.

En esa línea, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) ha lanzado una cartilla de orientación para casos de violencia hacia las mujeres e integrantes del grupo familiar durante el COVID-19.

Esta cartilla —elaborada en conjunto con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)— identifica qué acciones constituyen violencia contra las mujeres e integrantes del grupo familiar, y a qué canales de atención se puede acudir durante la emergencia nacional, a consecuencia del COVID-19.

En este tiempo de aislamiento obligatorio, el Estado peruano mantiene sus canales de atención mediante llamadas o chats. A través de la Línea 100, las víctimas de violencia pueden llamar de manera gratuita desde cualquier teléfono fijo, celular o público, para recibir orientación de profesionales, y de ser el caso se coordinará con las comisarías para su atención. También se brindará este servicio a través del Chat 100.

Es preciso recordar que ante una situación urgente, que ponga en riesgo su vida o integridad, la víctima puede salir de su domicilio para denunciar el hecho y recibir protección. En tanto, las Comisarías, la Fiscalías y el Poder Judicial deben recibir las denuncias de violencia contra las mujeres e integrantes del grupo familiar durante este periodo de emergencia.

Para más información, consultar la cartilla aquí.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Perú 
Ir a PNUD Global