Programa DIPECHO

Descripción del Proyecto

 Foto: Raúl Chafloque

Consolidar enfoques, mecanismos y herramientas que el Sistema de las Naciones Unidas en Perú y ECHO han desarrollado en coordinación con las instituciones nacionales de GRD, el sector privado y organizaciones de la sociedad civil (OSC) garantizando una adecuada articulación entre estos, profundizar el enfoque territorial e incorporar la planificación de la recuperación pre-desastres.

¿Cuál es la situación de Perú?

En los últimos años, debido al cambio climático, los eventos hidrometeorológicos se han vuelto más frecuentes y severos. La probabilidad de una emergencia de nivel 3 por un terremoto de gran magnitud (8,8 Mw) en Lima y Callao - donde está asentada el 34,8% de la población total y se genera el 50,4% del PBI nacional - es cada vez más alta (IGP, 2014).

Según el Índice de Riesgo de las Ciudades 2015-2025 de Lloyd’s, un evento de tal magnitud causaría una pérdida total de 35,53 mil millones de dólares, lo cual tendría un enorme impacto negativo en el desarrollo del país a largo plazo.

Los peligros naturales, los peligros causados por el hombre y las epidemias coexisten con altos niveles de vulnerabilidad física, social y económica, exacerbadas por condiciones de desigualdad de género, altos índices de violencia familiar y desigualdad generacional. Según cifras nacionales, el 44% de la población femenina ha reportado ser víctima de violencia física o sexual por parte de su pareja; más del 60% de la población es vulnerable a algún tipo de peligro (PLANAGERD). Algo que causa mayor preocupación es que, a nivel nacional, se estima que la tasa de crecimiento de la población vulnerable (1,55% por año) es mayor que la tasa de crecimiento de la población global (1,44%).

Los desastres suelen ser sinónimo de inseguridad alimentaria, ya que 125 distritos (de un total de 1.874) están en el nivel más alto de vulnerabilidad y 408 distritos tienen una alta vulnerabilidad (PMA, 2012).

ECHO y Naciones Unidas han contribuido conjuntamente a la conformación del SINAGERD. Sin embargo, a pesar del avance, existe una genuina necesidad de consolidar las herramientas y las metodologías que ECHO y Naciones Unidas contribuyeron a diseñar. A través de este proceso de consolidación, el SINAGERD recibirá un paquete de instrumentos integrales de RRD/PD listos para su adopción a nivel nacional. Este proceso de consolidación permitirá posicionar al Perú como un referente en el escenario regional, ya que algunas herramientas tienen el potencial para ser exportadas a otros países y/o presentadas en foros regionales o globales, tal como ocurrió recientemente en la V Reunión Regional sobre alianza entre el sector público y privado para la reducción del riesgo de desastres en América Latina y el Caribe, organizada por SELA-EIRD en noviembre de 2016.

El Gobierno de Perú recientemente modificó el marco institucional de las entidades nacionales del SINAGERD: adscribió el INDECI y el CENEPRED al Ministerio de Defensa, y desactivó la SGP-PCM (INDECI asumió sus funciones). La PCM sigue siendo el ente rector. 

¿Qué proponemos?



El Proyecto busca contribuir a reducir la vulnerabilidad de la población y sus medios de vida mediante la consolidación de enfoques, mecanismos y herramientas que el Sistema de Naciones Unidas en Perú y ECHO han desarrollado en coordinación con instituciones de GRD, el sector privado y Organizaciones de la Sociedad Civil.

Nuestra estrategia

Para ello, el PNUD implementa el proyecto con Agencias, Fondos y Programas del Sistema de las Naciones Unidas presentes en Perú que cuentan con expertise específica en el tema de GRD a fin de apoyar la consolidación de los mecanismos y herramientas de GRD desarrollados por PNUD desde el 2009.

El PNUD es el responsable de la implementación del proyecto y en alianza con el Programa Mundial de Alimentos (PMA), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) y el Programa Voluntarios de Naciones Unidas (UNV), coordina y desarrolla las actividades planificadas de acuerdo al expertise de cada agencia, los instrumentos particulares con los que cada una cuenta y sus respectivas contrapartes nacionales. La estrategia de intervención se orienta a tres grupos de actores: instituciones nacionales, entidades a nivel regional y OSC. Durante su ejecución, las actividades buscarán la interacción entre los actores en el desarrollo de actividades y productos con enfoque territorial.

Nuestros Socios

Gobierno Regional de Lima, Gobierno Regional del Callao, Municipalidad Metropolitana de Lima, Presidencia del Consejo de Ministros, Instituto Nacional de Defensa Civil-INDECI, Centro Nacional de Estimación y Prevención del Riesgo de Desastre CENEPRED, Ministerio de Economía y Finanzas, Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Ministerio de Transporte y Comunicaciones, la Sociedad Nacional de Industrias y la Red Soy Voluntario. 

¿Qué esperamos lograr?

A nivel de Coordinación Interinstitucional:

  • Se formulará una línea de base con enfoque PDNA para Lima y Callao, que promoverá la coordinación entre las instituciones nacionales y regionales mediante el intercambio de datos para la planificación y la implementación de estrategias de recuperación pos desastre.
  • Se diseñarán e implementarán mecanismos de coordinación innovadores para el recojo y análisis de datos satelitales e imágenes de reconocimiento aéreo de alta tecnología, lo cual permitirá aportar información vital, pertinente y oportuna a los procesos nacionales y locales de toma de decisión pos desastre (respuesta y recuperación).
  • Se promoverá la participación coordinada del sector privado a través de grupos de trabajo específicos que identifiquen oportunidades de alianza público-privada en materia de RRD y prevención.
  • Se fortalecerán las capacidades institucionales de los programas sociales para explotar plenamente su capacidad latente en caso de desastres.
  • Se organizarán actividades de sensibilización para las Fuerzas Armadas en temas de coordinación civil-militar y principios de asistencia humanitaria, en coordinación con IFRC y en apoyo a UNASUR.
  • Se fortalecerán las capacidades para la participación de las organizaciones de la sociedad civil en la gestión del riesgo de desastres, a través de planes de acción y de incidencia articulados a los gobiernos locales.

 

A nivel de Instrumentos y herramientas

  • Después de sistematizar las buenas prácticas de seguridad alimentaria en el país, estas se difundirán junto con mecanismos de coordinación público-privada.
  • Se formulará un programa de transferencia de efectivo para poblaciones afectadas por desastres.
  •  Se dará asistencia técnica para la consolidación del EDAN-Perú; se integrarán los derechos humanos, grupos sociales vulnerables y enfoques de asistencia alimentaria en el programa de capacitación que INDECI implementará para funcionarios públicos.
  • Se consolidarán sistemas de gestión de información para el análisis de la vulnerabilidad de la población y vulnerabilidad a la inseguridad alimentaria, y se actualizarán éstos con los datos del censo 2017 que el INEI va a ejecutar.
  • Se brindará asistencia técnica a la PCM, INDECI y CENEPRED para el plan de monitoreo de Plan Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres – PLANAGERD.
  • Se apoyará la consolidación de la continuidad operativa a nivel regional y se difundirá el Plan de Continuidad Operativa de la MML que se elaboró en el marco del proyecto DIPECHO 2015-2016.

 

A nivel de Participación de la sociedad civil

  • Se elaborará una caja de herramientas de mejores prácticas y metodologías desarrolladas en los proyectos promovidos por Naciones Unidas y ECHO desde 2009 en GRD. Estas experiencias son la base para capacitar a las OSC que conforman la Red «Soy voluntario» con el fin de mejorar su capacidad de incidencia en esta temática y a su réplica en los espacios comunitarios. 

¿Qué hemos logrado?

Actualizado: Marzo/2016

  • Proceso de articulación en marcha para la respuesta a desastres entre la Región Lima, El Callao y Lima Metropolitana, a través del desarrollo de protocolos de coordinación en temas de interés común entre dichos gobiernos.
  • Plan de contingencia de la Red Humanitaria ante el FEN, que permite articular la actuación entre el estado y las entidades de cooperación.
  • Estudios nacionales sobre vulnerabilidad a la inseguridad alimentaria, que identifican a nivel territorial aquellas zonas más vulnerables y sobre las que hay que priorizar acciones de preparación y respuesta alimentaria en situaciones de emergencia y desastres.
  • Proceso en marcha para la preparación comunitaria en seis quebradas de Chosica, donde se viene trabajando en coordinación con la municipalidad distrital y con las organizaciones sociales de base.
  • Diagnóstico comunicacional elaborado conjuntamente con la Universidad Peruana Unión y el Proyecto Aliados ante Inundaciones. En base a él se formulará la estrategia de comunicación y sensibilización conjuntamente con la municipalidad de Lurigancho – Chosica y las instituciones conductoras del SINAGERD.

La Comisión Europea para la Ayuda Humanitaria y la Protección Civil

El Proyecto se desarrolla bajo colaboración y co-financiamiento entre el Departamento de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Comisión Europea (ECHO) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)

Conoce más sobre ECHO en http://tinyurl.com/ydxvs8d

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Perú 
Ir a PNUD Global