COVID-19: la pandemia

La humanidad necesita liderazgo y
solidaridad para vencer a COVID-19

 

La pandemia de coronavirus COVID-19 es la crisis de salud global que define nuestro tiempo y el mayor desafío que hemos enfrentado desde la Segunda Guerra Mundial. Desde que su aparición en Asia a finales del año pasado, el virus ha llegado a cada continente, excepto a la Antártida. Los casos aumentan a diario en África, las Américas, y Europa.

Los países se encuentran en una carrera contra la propagación de la enfermedad, haciendo pruebas y dando tratamiento a los pacientes, rastreando los que tuvieron contacto, limitando los viajes, poniendo en cuarentena a los ciudadanos y cancelando grandes reuniones como los eventos deportivos, los conciertos y las escuelas.

La pandemia se está moviendo como una ola, una que aún puede romper sobre los sistemas y las personas menos capaces de hacerle frente.

Pero COVID-19 es mucho más que una crisis de salud. Al poner a prueba a cada uno de los países que toca, la enfermedad por COVID-19 tiene el potencial de crear crisis sociales, económicas y políticas devastadoras que dejarán profundas cicatrices.

Estamos en territorio desconocido. Muchas de nuestras comunidades están irreconocibles, desde hace incluso una semana. Decenas de las ciudades más grandes del mundo se encuentran desiertas porque las personas se quedan adentro, ya sea por elección o por orden del gobierno. En todo el mundo, las tiendas, teatros, restaurantes y bares están cerrando.

Cada día, las personas pierden sus trabajos e ingresos, sin forma de saber cuándo volverá a la normalidad. Las pequeñas naciones insulares, que dependen del turismo, tienen hoteles vacíos y playas desiertas.

La Organización Internacional del Trabajo estima que se podrían perder 25 millones de empleos.

 

Respuesta del PNUD

Cada país necesita actuar de inmediato para prepararse, responder y recuperarse. El sistema de la ONU apoyará a los países en cada etapa, con un enfoque en los más vulnerables.

Basándonos en nuestra experiencia con otros brotes como los de Ébola, VIH, SARS, tuberculosis y malaria, así como en nuestra larga historia de trabajo con el sector público y privado, el PNUD ayudará a los países a responder con urgencia y eficacia a COVID-19 como parte de su misión de erradicar la pobreza, reducir las desigualdades y crear resiliencia ante la crisis.

“Ya estamos trabajando arduamente, junto a nuestra familia de la ONU y otros socios, en tres prioridades inmediatas: apoyar la respuesta de salud, incluida la adquisición y el suministro de productos de salud esenciales, bajo el liderazgo de la OMS, fortalecer el manejo y la respuesta a la crisis y abordar los impactos sociales y económicos críticos". Administrador del PNUD, Achim Steiner

 

En Perú


El día 16 de marzo de 2020, el Presidente de la República, Martin Vizcarra, anunció el Estado de Emergencia, que incluye la suspensión de actividades escolares, cierre de fronteras, y cuarentena por 15 días calendario (posteriormente, se agregarían 13 días más hasta el 12 de abril) para ralentizar el contagio de personas con COVID-19 y asegurar el funcionamiento continuo de los sistemas de salud. Las medidas otorgadas por el gobierno peruano representan la más grande inversión frente a la crisis en ALC, y de pueden agrupar en tres ejes: salud pública, protección de los principales afectados y reactivación económica

(posteriormente, se agregarían 13 días más hasta el 12 de abril) para ralentizar el contagio de personas con COVID-19 y asegurar el funcionamiento continuo de los sistemas de salud. Las medidas otorgadas por el gobierno peruano representan la más grande inversión frente a la crisis en ALC, y de pueden agrupar en tres ejes: salud pública, protección de los principales afectados y reactivación económica

 

Medidas en Salud Pública

Bajo el liderazgo del Ministerio de Salud, se ha logrado incrementar la capacidad de respuesta del sistema de salud mediante la integración de EESSALUD, Sanidad de las FFAAA y el sistema privado, lo cual ha permitido triplicar el número de camas UCI, contar con más equipos y personal médico capacitado.

Además, como parte de la estrategia de salud, se viene coordinando con los gobiernos regionales y locales una respuesta descentralizada al Covid-19. En Lima, se habilitaron dos torres de la Villa Panamericana para albergar a personas contagiadas (con capacidad para 900 personas) que no requieran atención de urgencia, así como el Hospital de Ate, implementado con 50 camas UCI para recibir a pacientes en casos más delicados. De igual forma, se ha replicado esta medida implementando un “Hospital Covid-19” por región y laboratorios para el procesamiento de las pruebas.

 

Medidas para la protección de los afectados

A partir de la declaración de cuarentena, el país ha tomado diversas medidas para aminorar el impacto de los principales afectados por esta crisis, como aquellos quienes viven en condiciones de pobreza y extrema pobreza, trabajadores informales, personas que no tienen vivienda, adultos mayores y mujeres en condición de vulnerabilidad.

Entre las medidas que ha tomado el Estado, se encuentran un subsidio de 380 soles para 2 millones de familias que viven en condiciones de pobreza y extrema pobreza y personas que trabajan de manera informal/independiente. Para las personas con un trabajo formal, podrán retirar hasta S/.2,400 soles correspondiente a su CTS, y en cuanto a las personas que no cuentan con un trabajo formal en los últimos 6 meses, podrán retirar hasta S/.2,000 soles de su AFP.  Además, por disposición del gobierno central, las Municipalidades recibieron inyecciones de fondos para organizar y repartir canastas con víveres a familias en condición de pobreza.

 

Camino a la Reactivación Económica

·      Disminución de los impuestos pagados por las empresas a la SUNAT a la tasa de 1%

·      Programa “Reactiva Perú” que otorga créditos a las empresas por un total de 30 billones de soles para el pago a sus trabajadores y proveedores

·      Subsidio a las empresas del 35% de la planilla de los trabajadores con ingresos menores a S/.1,500

 

El PNUD en Perú

Para apoyar a los esfuerzos del gobierno, el PNUD en Perú ha estado trabajando de cerca con autoridades y otros aliados.

Con el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social, el PNUD está apoyando a través del Proyecto Especial Bicentenario y  Voluntarios ONU, con más de 12 mil voluntarios para monitorear telefónicamente la salud física y mental de 450 mil personas de la tercera edad y con discapacidades que viven en condiciones de pobreza y extrema pobreza. Además, un grupo de 200 voluntarios y voluntarias recibe llamadas acerca del subsidio de 380 soles, para resolver dudas y orientar a los beneficiarios.

 

Con el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, se está trabajando en la prevención de la violencia basada en género durante la cuarentena, a través de productos de comunicación para medios masivos (radio y televisión) y la re-edición de la cartilla “No estás sola” que ofrece información sobre los recursos a los que puede acceder una mujer víctima de violencia en estas circunstancias.

PNUD trabaja con la Municipalidad Metropolitana de Lima para habilitar la implementación de una casa refugio para mujeres víctimas de violencia, apoyando el proceso a través de la asistencia técnica y la coordinación con aliados del sector privado para proveer los recursos necesarios. Asimismo, se está trabajando con la MML y la Municipalidad de Villa el Salvador para posicionar mensajes sobre la prevención de la violencia basada en género en la entrega de los paquetes de víveres de ambas municipalidades.

Con el sector privado, se lanzó la iniciativa “Guerrero Emprendedor”, que busca ayudar a las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) a reactivar su economía durante la emergencia y ser más resilientes ante el shock que sucederá post-aislamiento, a través de asesoría de grandes empresas del sector privado y herramientas de educación digital.

El proyecto HIPECHO, financiado por la Unión Europea, está siendo rediseñado para ofrecer apoyo en cuanto a COVID-19. Se pondrá énfasis en la respuesta inmediata y recuperación rápida de población migrante que no puede acceder a los servicios y mecanismos de protección social implementados por el Estado.

 

 

Mientras hacemos esto, también debemos considerar formas de prevenir una que una pandemia similar vuelva a ocurrir. A largo plazo, el PNUD buscará formas de ayudar a los países a prevenir y gestionar mejor tales crisis y garantizar que el mundo haga pleno uso de lo que aprenderemos de esta.

Una respuesta global en este momento es una inversión en nuestro futuro.

 

 

Explorar más

Cargando…
Cargando…

 

Monitorea la COVID-19 con el rastreador del Ministerio de Salud

 

Icon of SDG 03

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Perú 
Ir a PNUD Global