--- Image caption ---

Lima, 05 de junio. Cada año, el Perú genera 7 millones de toneladas de residuos sólidos, de los cuales más del 50% termina en calles y botaderos donde los recicladores informales trabajan para lograr sus ingresos. En este contexto, apostar por una gestión integral de los residuos sólidos en el país ha sido una oportunidad de mejorar la calidad de vida y reducir la pobreza de las personas que encuentran en el reciclaje su desarrollo. 

 

Con la publicación Aportando soluciones para la gestión integral de residuos sólidos para el desarrollo sostenible e inclusivo”, la Iniciativa Pobreza y Medio Ambiente (PEI) presenta las experiencias y los avances de un modelo innovador promovido durante los últimos 4 años en el Perú.

Esta iniciativa del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (ONU Medio Ambiente) se propuso innovar la gestión de residuos sólidos en el país integrando estrategias de inclusión social: reducción de la pobreza, perspectiva de género y promoción de jóvenes.

“Se han aunado esfuerzos entre los gobiernos nacionales y locales, y se ha promovido una cultura de reciclaje entre la ciudadanía para avanzar hacia la construcción colectiva de un Perú más justo, inclusivo y equitativo, en el contexto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, aseguró Maria del Carmen Sacasa, Coordinadora Residente del Sistema Naciones Unidas y Representante Residente del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo en el Perú.

Desde el año 2013, en alianza con el Ministerio del Ambiente, la Municipalidad Provincial de Arequipa y los Voluntarios de las Naciones Unidas, se han alcanzado importantes resultados tanto a nivel nacional como a nivel local.

A nivel nacional, se logró actualizar el marco técnico-normativo de la gestión de los residuos sólidos a través del Plan Nacional de Residuos Sólidos con enfoque social, el Sistema de Información y Gestión de Residuos Sólidos (SIGERSOL) y el plan de incentivos Municipales.

A nivel local, se acompañó a la Municipalidad Provincial de Arequipa con la implementación del Programa Arequipa Recicla y el desarrollo del Plan Integral de Gestión Ambiental de Residuos Sólidos con enfoque de pobreza y género. Asimismo, se priorizó la formalización de asociaciones de recicladores, promoviendo su inclusión en programas de segregación y recolección selectiva de las municipales.  Todo esto gracias a la movilización de más de 300 voluntarios y voluntarias en esta ciudad.

“Estas experiencias inspiran y muestran cómo la creación de un marco político coherente e integrado, combinado con soluciones técnicas locales, y un espíritu de trabajo inclusivo, solidario y vecinal liderado por el gobierno local, constituyen pasos definitivos hacia el futuro que queremos”, precisó Leo Heileman, Director Regional de ONU Medio Ambiente en América Latina y el Caribe.

En este documento, se presentan las 15 soluciones promovidas por la Iniciativa Pobreza y Medio Ambiente que permitieron atender la problemática de los residuos sólidos. Estas se vinculan con “Recicladoras en acción”, una publicación que recoge las historias de vida de aquellas mujeres recicladoras que han trabajado con este proyecto para cambiar el rostro del reciclaje en Arequipa. 

Esperamos inspirar a los gobiernos locales, al sector privado y a la sociedad civil para el uso eficiente de residuos y contribuir a mejorar la autonomía económica de las personas involucradas, especialmente las mujeres, quienes han encontrado en el reciclaje una oportunidad real para su desarrollo”, indicó Sacasa.

Con todo esto, la Iniciativa Pobreza y Medio Ambiente espera brindar orientaciones para la puesta en marcha de un modelo sostenible de gestión de residuos sólidos y facilitar la toma de decisiones en la segregación y recolección de residuos para construir, en definitiva, un Perú más limpio

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Perú 
Ir a PNUD Global