Conservando el cóndor andino

06-mar-2018

Foto: COLEGOTA / Wiki Commons

¿Cómo impulsamos el financiamiento para recuperar esta especie en peligro de extinción?

--

El cóndor andino, una de las aves voladoras más grandes del mundo, está desapareciendo. Se estima que si no se toman medidas, en 25 años la población de esta especie podría disminuir hasta en un 80%. Como respuesta, la Iniciativa Global de Financiamiento para la Biodiversidad (BIOFIN) en el Perú en alianza con el Servicio Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR), promueve un Proyecto de Inversión Pública para reducir la pérdida de cóndores por causas no naturales.

Esta iniciativa global trabaja en 32 países a través del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para encontrar mecanismos innovadores que financien la biodiversidad. En ese marco, en el 2016, BIOFIN apoyó al Gobierno peruano, a través de los Ministerios de Economía y Finanzas (MEF) y del Ambiente (MINAM), en el desarrollo de los lineamientos generales para Proyectos de Inversión Pública (PIP) destinados a “infraestructura verde”.

Dichos lineamientos marcan un paso importante para la biodiversidad y los servicios ecosistémicos en el país ya que, por primera vez, son reconocidos también como activos que producen bienes y servicios y, por tanto, pueden ser considerados infraestructura y servicios públicos que contribuyen al incremento de la productividad y competitividad del Perú.

Una de las 3 propuestas presentadas para estos PIPs “verdes” es la Recuperación de Especies – Cóndor Andino. En línea con el Plan Nacional para la Conservación del Cóndor Andino en el Perú, este proyecto busca reducir la pérdida de cóndores por causas no naturales, como la caza, captura y envenenamiento accidental.

Para eso, las actividades se concentrarán en investigación, educación y fortalecimiento de agentes públicos y privados. Así se espera conocer mejor al cóndor, generar conciencia en la población y poder protegerlo de amenazas no naturales. Para financiar este proyecto durante 5 años serán necesarios S/.13 219 800.

Pero, ¿por qué es tan importante conservar el cóndor? Al ser una ave que habita en toda la zona andina de Sudamérica, tiene mucha relevancia cultural para la región: está presente en leyendas, mitos, producciones culturales como cerámicas, pinturas y telares e incluso en la heráldica. En el Perú, incluso, el cóndor ha sido elegido como uno de los símbolos representativos de la moneda nacional.

Además, como animal carroñero, el cóndor desempeña un rol muy importante en los ecosistemas brindando beneficios para la salud de los habitantes de esas zonas: cuando come la carroña evita la proliferación de bacterias que podrían generar enfermedades; esto contribuye también al control de otras especies carroñeras que podrían ser peligrosas para la población y los animales domésticos.

Por otra parte, su presencia extendida en el territorio nacional potencia el desarrollo económico a través del turismo: gracias al avistamiento de cóndores, el Valle del Colca está compitiendo con otros destinos turísticos por ser el segundo más visitado en el Perú.

Una especie en peligro

Al año se pierden un aproximado de 26 cóndores de sus hábitats naturales, entre muertes causadas por actividades humanas y especímenes que son rescatados pero que no pueden volver al hábitat, según un informe producido por el Consorcio Bioaqual SAC – Fundación San Marcos.

En ese sentido, si no se toman medidas ahora, en 25 años la población de cóndores se verá reducida en 80% de su número actual, que se calcula que son entre 500 y 1000 en el territorio nacional.

Con este proyecto para recuperar el cóndor en el Perú, la iniciativa BIOFIN responde al nuevo Plan Estratégico del PNUD presentado este año que hace hincapié en la importancia de las alianzas, de conectar e innovar, para poder compartir conocimientos y financiamiento y así poder cumplir de mejor manera con la Agenda 2030. De manera directa, contribuye al Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 15, que busca promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres y frenar la pérdida de la diversidad biológica, y de manera indirecta al ODS 3, que busca garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Perú 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tobago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe