Día Internacional de los Pueblos Indígenas

09-ago-2017

Foto: Mónica Suárez Galindo / PNUD Perú

 

Entender a las poblaciones indígenas.

Ello requiere desprendernos de las categorías y conceptos con que entendemos el mundo. Es decir, ponernos en su lugar y hacer lo que dichas poblaciones se han visto forzadas a hacer durante mucho tiempo: entender el mundo a través de la visión de otras culturas.

Hablar de poblaciones indígenas implica abrir nuestra mente a otras perspectivas y significados de los conceptos de desarrollo, riqueza, prosperidad, entre muchos más. No sólo buscando canales por los que discurran esas otras aproximaciones a nuestros conceptos, sino también participando en otros espacios y aprendiendo otras formas de participación.

La importancia de que las propias imágenes y voces indígenas sean tomadas en cuenta.

Radica en el derecho de todos los seres humanos a ser tratados en igualdad. Reside también en que, una forma distinta de ver y entender el planeta y las relaciones entre las personas, se sume enriqueciendo la mirada global.

 

PNUD_PE_Campesina_Raqchi_CuscoFoto: Paola Delgado / PNUD Perú

 

La gran diversidad de las poblaciones indígenas.

Quizás uno de los principales valores y de las principales características de las poblaciones indígenas es la variedad que encierra su denominación. No son, ni de lejos, un conglomerado homogéneo. Tampoco gozan de una situación satisfactoria. Todo lo contrario. Son:

“Más de 5000 grupos distintos en unos 90 países; quienes conservan el acervo lingüístico de la gran mayoría de las aproximadamente 7000 lenguas del mundo. Están constituidos por 370 millones de personas aproximadamente, es decir, más del 5% de la población mundial y, sin embargo, se encuentran entre las poblaciones más desfavorecidas y vulnerables representando el 15 por ciento de los más pobres”[1].

Su historia, es una historia de discriminación y falta de oportunidades.

En respuesta a ello, trabajamos para promover mejoras en su situación económica, social y cultural; en el marco del irrestricto respeto a sus características distintivas; desterrando cualquier idea de primacía de una cultura o grupo poblacional sobre otro.

 

PNUD_PE_Niños_Selva_ODSFoto: Mónica Suárez Galindo / PNUD Perú

Avanzando

América Latina ha sido pionera en el reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas. Más allá de los derechos de los individuos que los conforman.

Las poblaciones indígenas y su especial relación con el territorio han sido consideradas como sujetos de derechos; son parte de los saberes ancestrales que hemos aprendido a valorar y que son la base conceptual de los instrumentos de gobernanza territorial que la modernidad propone.

La agenda 2030

Gracias a las poblaciones indígenas tenemos la oportunidad de ser mejores personas, cuidar mejor al planeta, así como trabajar en alianzas para promover la paz y la prosperidad. Gracias a las poblaciones indígenas alcanzar un desarrollo sostenible es una meta posible.

[1] Cada 9 de agosto se conmemora el primer día, en 1982, que se reunió el Grupo de Trabajo sobre Poblaciones Indígenas en el marco del trabajo sobre prevención de discriminaciones y protección a las minorías, de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

-

Texto por Leonor Suárez, Oficial de Programa PNUD Perú

Foto: Mónica Suárez Galindo / PNUD Perú