Por una minería libre de mercurio

13-jun-2017

Foto. Rodrigo ABD (AP)

El PNUD y el Gobierno peruano impulsan la reducción del uso de mercurio en minería artesanal y de pequeña escala de oro

Lima, 6 de junio de 2017. Como primer productor de oro en América Latina, y sexto en el mundo, en el Perú la minería artesanal y de pequeña escala representa una oportunidad de desarrollo. Sin embargo, en este sector, mayoritariamente informal, el uso de mercurio aún es un gran desafío que pone en riesgo la salud de las personas y el medio ambiente.

En el marco del Programa “Global Opportunities for Long-term Development” (GOLD), en el Perú se promoverá la adopción de tecnologías sostenibles de producción y desarrollo de cadenas de sostenibles en la minería artesanal y de pequeña escala (ASGM por siglas en inglés).

Con el proyecto GEF GOLD “Gestión ambientalmente adecuada del mercurio en la minería artesanal y pequeña escala de oro en el Perú”, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Gobierno peruano buscarán proteger la salud de las personas y del medio ambiente de las emisiones de mercurio originadas por su uso intencional.

“A través de mejores herramientas y oportunidades para los mineros artesanales de oro, buscamos reducir el uso de mercurio en el país. Además, el Perú contará con un mejor sistema de monitoreo de mercurio”, aseguró Jorge Álvarez Lam, Oficial de Sostenibilidad Ambiental del PNUD.

Para el proceso de preparación de este proyecto, se realizó un taller con más de 40 representantes de los ministerios del Ambiente, de Energía y Minas, de Salud, de Trabajo y de Producción, así como de entidades académicas y de investigación vinculadas a este sector.

“El desafío es lograr que los pequeños mineros empiecen a trabajar de una manera más responsable. Con solo decir que quieren formalizarse, ya están dando muestras de que quieren un cambio. Con este proyecto podemos aprovechar esto y las diversas sinergias para apoyarlos”, precisó Máximo Gallo, Director General de Formalización Minera del Ministerio de Energía y Minas.

Cabe mencionar que este proyecto se alinea al Convenio de Minamata que el Perú ratificó en el 2015 y que, para el sector mencionado, dispone que cada país debe adoptar medidas para reducir y, cuando sea viable, eliminar el uso del mercurio, así como las emisiones y vertimientos de mercurio en el medio ambiente.

El mercurio ha sido catalogado por la Organización Mundial de la Salud como uno de los 10 productos químicos de mayor preocupación para la salud humana. Este metal líquido, una vez liberado a la atmósfera, es sumamente nocivo ya que tiende a dispersarse rápidamente por todo el mundo, viajando largas distancias y causando problemas de salud generalizados, como alteraciones en el sistema nervioso, así como daños en los ecosistemas a donde llega.