Reducidas la pobreza y el hambre en América Latina y el Caribe, se han realizado avances en la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio

01 jul 2013

image

 La región de América Latina y el Caribe ha cumplido varias metas en la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, incluida la de reducir los niveles de pobreza extrema a la mitad, según se afirma hoy en el informe de las Naciones Unidas. El porcentaje de personas que viven con menos de 1,25 dólares al día en la región disminuyó del 12% en 1990 al 6% en 2010.

En el Informe sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio, presentado por el Secretario General de las Naciones Unidas Ban Ki-moon en Ginebra, también se llega a la conclusión de que la región va camino de cumplir la meta de reducir a la mitad para 2015 la proporción de la población que padece hambre. El porcentaje de personas desnutridas de la población total ha disminuido del 15% en 1990-1992 al 8% en 2010-2012.

Los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio, con varias metas intermedias que abarcan una gama de indicadores de la pobreza, el hambre, la salud, la igualdad entre los géneros, la educación y el medio ambiente, fueron acordados por todos los países como un producto de la Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas y tienen en su mayoría como plazo de cumplimiento el 2015.

Según el informe, se ha avanzado en la consecución de otras metas de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Se ha ampliado el acceso a la enseñanza primaria en América Latina y el Caribe, al haber crecido la tasa de matriculación neta ajustada del 88% en 1990 al 95% en 2011. En el mismo período, el número de niños en edad de asistir a la escuela primaria sin escolarizar disminuyó en más de la mitad –de 7 millones a 3 millones. La región ha alcanzado la paridad entre niños y niñas en la enseñanza primaria.

América Latina y el Caribe también están a punto de alcanzar la meta de reducir a la mitad el número de personas que carecen de saneamiento básico. El porcentaje de la población con acceso a mejores servicios de saneamiento, como una letrina o un inodoro, aumentó del 68% al 82% entre 1990 y 2011.

La región va camino de alcanzar la meta de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de detener la propagación y reducir la incidencia de la tuberculosis, al disminuir el número de nuevos casos de tuberculosis en más del 50% entre 1990 y 2011.

América Latina y el Caribe alcanzaron el objetivo establecido para el acceso al agua potable con cinco años de antelación al plazo de cumplimiento de 2015. El porcentaje de la población con acceso a mejores fuentes de agua potable aumentó del 85% al 94% entre 1990 y 2011.

La región también está próxima a alcanzar el objetivo de reducir la tasa de mortalidad infantil, al haber disminuido la tasa de defunciones de niños menores de 5 años en un 64% entre 1990 y 2011.

Desafíos en el Caribe

Persisten las disparidades respecto del progreso entre el Caribe y América Latina. De 2010 a 2012 la prevalencia de personas que padecen desnutrición en América Latina fue del 8%, al tiempo que en el Caribe fue del 18%.

La mortalidad materna en el Caribe sigue siendo alta, con 190 defunciones maternas por 100.000 nacidos vivos en 2010, por lo que se precisa la adopción de medidas urgentes para alcanzar la meta de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de reducir la mortalidad materna en tres cuartas partes. La tasa de mortalidad materna de América Latina es mucho más baja, de 72 defunciones maternas por 100.000 nacidos vivos en 2010.

Cabe señalar como hecho positivo que la región del Caribe ha experimentado la disminución más marcada del número de nuevos casos de personas infectadas del VIH, de un 43% entre 2001 y 2011, con un total estimado de 13.000 nuevas infecciones en 2011. Sin embargo, después del África Subsahariana, el Caribe es la región más duramente afectada, al padecer el VIH el 1% de los adultos en 2011.

En América Latina y el Caribe el objetivo de lograr el acceso universal al tratamiento para el VIH/SIDA –lo que se entiende por el suministro de terapia antirretroviral a como mínimo el 80% de los que la necesitan- está al alcance de la mano. En 2011 el 68% de las personas que padecen el VIH en América Latina y el Caribe recibió el tratamiento, el más alto porcentaje de todas las regiones en desarrollo.

Mayores pérdidas de bosques; las más altas tasas de maternidad de adolescentes

Los bosques de la región desaparecen rápidamente, pese a la aplicación de políticas forestales y la promulgación de leyes que apoyan la ordenación sostenible de los bosques en muchos países. La mayor pérdida neta de bosques ha ocurrido en Sudamérica, casi 3,6 millones de hectáreas cada año de 2005 a 2010.

En América Latina y el Caribe los niveles de maternidad de adolescentes -plagada de riesgos tanto para la madre como para el recién nacido- siguen siendo altos, y sólo recientemente han comenzado a disminuir. En América Latina la tasa de maternidad de adolescentes disminuyó de 92 nacimientos por cada 1.000 jóvenes en 1990 a 88 nacimientos en 2000 y a 80 en 2010, mientras que en el Caribe esa tasa disminuyó de 80 nacimientos por cada 1.000 jóvenes en 1990 y a 68 en 2010. El problema se ve agravado por el hecho de que las adolescentes, por lo general, enfrentan mayores obstáculos que las mujeres para acceder a los servicios de salud reproductiva.

El Informe sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio, evaluación anual del progreso mundial y regional en la consecución de los Objetivos cuya producción corre a cargo del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales, recoge los datos más amplios y actualizados compilados por más de 27 organismos de las Naciones Unidas e internacionales. La serie completa de los datos utilizados en la preparación del informe puede consultarse en mdgs.un.org.

Para más información, material de prensa y una lista interinstitucional de enlaces con los medios informativos, véase www.un.org/millenniumgoals.