2,500 familias altoandinas listas para competir en el mercado

20 jun 2013

image

Este jueves se realizó el cierre nacional del Programa Conjunto Industrias Creativas Inclusivas (PC-ICI), el cual promueve el desarrollo de mercados sostenibles e inclusivos en las áreas de agricultura orgánica, artesanía, turismo rural comunitario y agricultura en doce distritos de las regiones de Ayacucho, Cusco, Lambayeque y Puno, beneficiando a 2500 familias.

El PC-ICI que ha financiado 55 proyectos de iniciativas empresariales, es un convenio del Gobierno del Perú con el Sistema de las Naciones Unidas, que ha contado con el apoyo del Gobierno de España y fue liderado por el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, con la participación de los  Ministerios de Agricultura, Producción, Ambiente, Cultura, Trabajo y Promoción del Empleo; así como con los Gobiernos Regionales y Municipios Distritales. El aporte de la Organización de las Naciones Unidas es liderado por el PNUD y han participado en la ejecución del programa la FAO, ONUDI, OMT,OIT y UNESCO

El evento de cierre contó con la participación de José Luis Silva, Ministro de Comercio Exterior y Turismo; Rebeca Arias, Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas y Representante Residente del PNUD en el Perú; Madeleine Burns, Directora Nacional de Artesanía; Juan Diego Ruiz, Coordinador General de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo; Josefa Nolte, Coordinadora Nacional del PC-ICI así como beneficiarios, beneficiarias y autoridades regionales y locales en las que intervino el programa.

El Ministro de Comercio Exterior y Turismo, José Silva subrayó que “Programas como éste permiten que gente de pocos recursos puedan tener una oportunidad de desarrollarse sobre lo que siempre han hecho, en su lugar de origen, respetando sus costumbres y valores.” Las Industrias Creativas Inclusivas se originan de la creatividad, habilidades y talentos individuales y colectivos que recogen la tradición e identidad local de las comunidades, con el fin de revalorar la cultura y mejorar la calidad de vida de los grupos vulnerables pobres.

“La clausura de este programa es el momento para que el esfuerzo de tantos años muestre sus resultados a través de los emprendimientos y las asociaciones formadas. Este programa ha contribuido a tres de los objetivos de desarrollo del Milenio: Reducción de la Pobreza, Empoderamiento de las Mujeres y Protección del Medio Ambiente. Muchas son las esperanzas que se tienen sobre el futuro de estas Industrias Creativas Inclusivas con las comunidades iniciales y con las comunidades a las que se pueda influenciar. Que este programa sea una semilla y que contribuya a expandir el desarrollo de las Industrias Creativas en el Perú”, señaló Rebeca Arias, Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas y Representante Residente del PNUD en el Perú, en su discurso.

Concluida esta fase piloto los gobiernos regionales y municipales que han participado se han comprometido a darle continuidad y replicar la experiencia en otros ámbitos de sus regiones. Además del financiamiento de 55 proyectos de iniciativas empresariales, se han promovido 4 empresas ancla y 2 consorcios de artesanos favoreciendo a 2500 productores y productoras, se ha logrado 60 profesionales diplomados en Negocios Inclusivos e Industrias Creativas, la certificación de 100 formadores y la certificación de 49 cocineras regionales