Tres millones de peruanos de la zona rural no tienen acceso a energía eléctrica

06 sep 2012

Pese a los esfuerzos realizados en la electrificación rural en el Perú, mediante la instalación de redes eléctricas, aún 3 millones de personas no tienen acceso a electricidad y casi un tercio de la población usa leña como fuente principal de energía para cocinar. Este tema fue analizado en el Simposio Energía y Equidad, organizado por la Cooperación Alemana al Desarrollo a través de la GIZ en el Perú, la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

“Existe una relación directa entre la energía y el desarrollo sostenible que debería llevarnos a buscar una energía moderna, menos contaminante y eficiente que apoye los procesos de erradicación de la pobreza en países como el Perú. En las zonas rurales la pobreza afecta a un 56,1% de la población, la cual en su gran  mayoría carece de acceso a fuentes modernas de energía, lo que constituye una barrera importante en el proceso de desarrollo de dichas comunidades”, señaló Rebeca Arias, Coordinadora Residente de Naciones Unidad y Representante Residente del PNUD en el Perú, en la inauguración del evento.

La Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el año 2012 Año Internacional de la Energía Sostenible para Todos (Resolución 65/151). “Esta promulgación ofrece una valiosa oportunidad para profundizar sobre la importancia de incrementar el acceso sostenible a la energía, la eficiencia energética y la energía renovable en todo nivel”, indicó Arias.

Los especialistas señalan que casi 500 mil familias rurales, negadas de electricidad, se ven obligadas a usar pilas, velas y mecheros para alumbrarse y gastan más de 40 soles mensuales por servicios de energía de baja calidad. Sin embargo lo más preocupante es la contaminación que se produce al interior de las viviendas a causa del uso de combustibles como el diesel, utilizado en los mecheros artesanales, que provocan serios problemas de salud.

En el simposio se presentaron propuestas de gestión integral de proyectos de energización, alternativas tecnológicas y de sinergias interinstitucionales para ser implementadas en las zonas rurales más alejadas del país. Un ejemplo de ello es un mini sistema solar de bajo costo y complejidad con alta calidad y funcionalidad. Además se destacarán las carencias energéticas a nivel doméstico, institucional y productivo. Una iniciativa que busca brindar  conocimiento de la población e interés de las autoridades.

Asistieron al evento Fernando Leanes, Representante de la OPS/OMS;Ana Moreno, Coordinadora del Proyecto Energía, Desarrollo y Vida, de la Cooperación Alemana al Desarrollo  GIZ-Perú; Martín Vizcarra, Presidente Regional de Moquegua, autoridades de los gobiernos locales, regionales y miembros de la sociedad civil, entre otros.