Simulación de desastre movilizó a la Red Humanitaria Nacional

21 ago 2012

imagePara el ejercicio, los participantes tuvieron que trabajar sobre los datos de un país ficticio.

La ciudad capital de Aklla en la República de Suyana, fue azotada por un sismo de magnitud 7.8 grados en la escala de Richter con epicentro a 60 kilómetros al sur oeste. Al promediar las 05:30 de la mañana, la mayoría de los pobladores de esta ciudad fueron arrebatados del sueño y sufrieron el castigo de un desastroso movimiento telúrico. Según primeras informaciones 377 viviendas han sido destruidas dejando a su paso 337 muertos, 829 heridos y 154 desaparecidos. Aklla, Inkasia, Koyasumac y Phuyuqhawa fueron las ciudades más afectadas por el terremoto.  En la capital las líneas telefónicas se han cruzado y se han registrado varias réplicas de menor magnitud.  Se estima que el 35% de la población total del lugar afectado se encuentra por debajo del umbral de la pobreza y el 25 % de la población capitalina ha perdido el acceso al agua y desagüe.

Por otro lado, cabe anotar que el sistema de salud se ha declarado en emergencia para atender a la población afectada, habiendo sufrido también daños en infraestructura hospitalaria. Asimismo, el gobierno ha decretado el estado de emergencia y se ha solicitado la ayuda internacional.

Afortunadamente, este escenario de desastre sólo forma parte del reciente “Ejercicio de Simulación” que ha tenido a bien recrear la Red Humanitaria Nacional (RHN) con locaciones y datos ficticios. En dicho escenario, se puso a prueba los mecanismos e instrumentos para canalizar la respuesta humanitaria, con apoyo de la cooperación internacional  en complemento a la acción estatal de la RHN; co-presidida por la Coordinadora Residente de Naciones Unidas y Representante Residente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en el Perú, Sra. Rebeca Arias, y  el Jefe del Instituto Nacional de Defensa Civil, Gral. Alfredo Murgueytio, en la que confluyen el Gobierno,  El Sistema de las Naciones Unidas, el Movimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, las ONG especializadas, y la cooperación técnica bilateral y multilateral.

La Red Humanitaria Nacional tiene como objetivo aliviar el sufrimiento humano en situaciones extremas, potenciando el impacto de las acciones humanitarias en base a la mejora de la preparación y respuesta a los desastres. La RHN tiene como referente al Comité Interagencial Permanente, mecanismo  global de coordinación principal para la respuesta humanitaria conformado en 1992 por la Resolución 46/182 de la Asamblea General.

En el mencionado ejercicio, que duró dos días (21 y 22 de agosto), se activó los protocolos de acción de las diferentes organizaciones involucradas, y el Protocolo de la RHN para el escenario de sismo y tsunami en Lima y Callao, lo que incluyó la coordinación, el manejo de información y las comunicaciones, tanto internas como externas. Ello  permite, en situaciones reales, movilizar el apoyo técnico y financiero de los actores humanitarios internacionales, de la sociedad civil y la acción estatal.

“Esperamos que este ejercicio nos ayude a visualizar los avances y los aspectos que debemos fortalecer para cumplir más eficazmente con nuestra labor”, comentó la Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas y Representante Residente del Programa de las Naciones Unidas en el Perú, Sra. Rebeca Arias. Asimismo, alentó a que se continúe participando activamente en las actividades convocadas para mejorar el nivel de preparación y coordinación.

El equipo facilitador del ejercicio estuvo conformado por la participación de Rogerio Mobilia, Oficial de Manejo de Información de la Oficina Regional de OCHA y Coordinador de Redhum, Carlos Cruz, Consultor Internacional de OCHA, y Eun Jung Yi, funcionaria de la Oficina Regional de OCHA. Además, se  contó con la supervisión de  evaluadores acreditados y la mirada atenta de observadores nacionales e internacionales, dentro de los cuales destacó la presencia del Contra Almirante Romeo Vega, Director Nacional de Emergencias y Auxilio del Vice Ministerio de Defensa Civil de Bolivia.

Al finalizar el ejercicio, se logró identificar los aspectos a mejorar en las diferentes instancias, tanto estatales como internacionales y de la sociedad civil: Fortalecer los canales de comunicación entre los actores humanitarios y la población; Mejorar las relaciones de intercambio entre sectores del Estado; Mejorar y socializar los productos de información; Actualizar  y socializar el directorio de actores y sus acciones; Socializar y revisar los protocolos existentes para una acción más predecible; Convocar a los actores al diálogo de preparación con otros actores humanitarios; Continuar realizando ejercicios de simulación.

Asimismo, el Jefe del Instituto Nacional de Defensa Civil, Gral. Alfredo Murgueytio, felicitó el trabajo realizado y consideró que este servirá para la planificación de las actividades conjuntas de la Red Humanitaria Nacional.