6 Promover la igualdad entre los géneros y la autonomía de la mujer


La participación de las mujeres en la actividad económica se ha incrementado durante la última década: de 58,4% en el 2001 se ha pasado a 65,7% en el 2010. Foto: PPD del GEF/PNUD

La meta del tercer Objetivo de Desarrollo del Milenio es eliminar las desigualdades entre los géneros en la enseñanza primaria y secundaria, preferiblemente para el año 2005, y en todos los niveles de la enseñanza antes de fines del 2015. Así, impulsamos iniciativas que fortalecen las capacidades de la mujer y fomentamos políticas de Estado a favor de ella. Alrededor del mundo, trabajamos en el asesoramiento de programas pro-mujer y en el desarrollo de capacidades. Además, apoyamos proyectos que buscan la equidad de género con ONU Mujeres, entidad de las Naciones Unidas para la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres.

Nos preocupamos por la educación que pueden alcanzar las mujeres pues ésta es fundamental para alcanzar otros ODM. A mayor educación, mayores probabilidades de acceder a un empleo de calidad y vencer la pobreza. Se asegura un incremento en la salud materna y una disminución de la mortalidad infantil y el embarazo adolescente. Se fortalece de manera directa una participación ciudadana y política más activa e informada, y se fomenta la autonomía y la autovaloración de las mujeres.

La equidad de género está presente de manera transversal en muchos de nuestros proyectos a nivel nacional. Lograr la autonomía de la mujer es un desafío crucial para promover el desarrollo humano y lograr el bienestar para todos y todas.

Trabajo del PNUD en el Perú

  • PPD del GEF/PNUD en Puno

    Motor de desarrollo desde Nuñoa

    En la asociación Suri Pacucha hombres y mujeres trabajan juntos en búsqueda del bienestar mutuo. Confeccionan prendas con fibra de alpaca suri. A más de cuatromás

¿Cómo vamos en el Perú?

En cuanto al objetivo de promover la igualdad de género, si bien como promedio nacional se ha logrado la paridad entre los sexos en la asistencia a la educación primaria y secundaria, aún subsiste la desigualdad en muchos departamentos (Puno, Huánuco, Loreto y Cajamarca son en los que se dan las brechas más profundas). En cuanto a la educación superior, existe una leve diferencia de 2,7% en favor de las adolescentes. 

La participación de las mujeres en la actividad económica se ha incrementado durante la última década: de 58,4% en el 2001 se ha pasado a 65,7% en el 2010. Por otro lado, la situación de la mujer en instancias de decisión ha tenido mejoras paulatinas. El porcentaje de parlamentarias (21,5%) que fueron elegidas en las comicios del 2011 es mayor al de décadas anteriores, aunque no al porcentaje de las elecciones del 2006 (29,2%). Además, la participación de mujeres en gobiernos locales es aún reducida. 

Perú: Evolución de las tasas de participación económica por sexo*

Bar Chart

*Fuente: INEI.- Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO): 2001-2010

Educación

  • 98,3% de los jóvenes de 15 a 24 años en el Perú se encuentra alfabetizado. A pesar de ello, aún persisten desigualdades en desmedro de las mujeres en departamentos como Huánuco (mujeres 93,2%; hombres 96,9%) y Cajamarca (mujeres 92,2%; hombres 97,9%).
  • El índice de paridad entre los sexos de la población alfabetizada entre 15 y 24 años es 0,994, en favor de los hombres.
  • En el 2010, el acceso a la educación primaria para las niñas representó un 93,3% y para los niños 93,2%. El índice de paridad entre los sexos fue de 1,001 (esto graficaba una ligera ventaja para las niñas).
  • Según el área de residencia, las cifras mostraban paridad tanto en el acceso a la educación primaria para las niñas como para los niños del área urbana (en ambos casos era de 93,3%). Lo mismo sucedía en el área rural (93,2%).
  • Los departamentos que muestran todavía leves desigualdades en la asistencia a la educación primaria en desmedro de las niñas son Huancavelica, Lambayeque, Arequipa, Lima, Amazonas, Ucayali, Puno, Ica, Huánuco, Pasco y San Martín.  
  • En el caso de la educación secundaria, el 79% de mujeres y el 78% de hombres tienen acceso a ésta. En el 2010, el índice de paridad entre los sexos fue de 1,013.
  • Según el área de residencia, el 85,3% de las mujeres y el 82,8% de los hombres de zonas urbanas tuvieron acceso a educación secundaria. En el área rural, el porcentaje de mujeres fue 66,1% y el de los hombres 68,2%. 
  • Los departamentos que muestran las desigualdades más graves en la asistencia a la educación secundaria en desmedro de las adolescentes son Huánuco (mujeres 60,4%; hombres 70,7%), Puno (mujeres 73,6%; hombres 88,4%), Loreto (mujeres 51,9%; hombres 59,1%) y Cajamarca (mujeres 67,4%; hombres 74,2%).
  • 25,2% de las mujeres entre los 17 y 24 años de edad accedieron a educación superior en el 2010. Esta tasa es mayor a la de los hombres, que fue de 22,5%.  En el 2010, el índice de paridad entre los sexos fue de 1,120.

  Empleo

  • Mientras que la participación laboral femenina en el 2010 fue de 65,7%, la masculina fue de 82,7%. En ambos casos se incrementaron desde el 2001, donde la participación fue de 58,4% y 80,1%, respectivamente. 
  • 37% del total de empleos remunerados del sector no agrícola en el 2010 correspondió a las mujeres. En el 2001 esta proporción fue de 33%.
  • Según región natural, el porcentaje de empleos remunerados del sector no agrícola que corresponde a las mujeres de la costa es 37,5%, de la sierra 36,4% y de la selva 33,9%.
  • 29,8% del total de empleos remunerados del sector no agrícola en el 2010 correspondió a mujeres del quintil inferior, y el 43,2% del quintil superior. En el 2001 la proporción fue de 20,6% y 38,6%, respectivamente.  
  • Mientras que el 67,7% de las mujeres que tiene un empleo laboran en microempresas (de 1 a 5 trabajadores), solo el 54,0% de los hombres trabaja en estas. Un problema identificado es que esta clase de empleos suele ofrecer a las mujeres ingresos menores y de baja productividad.
  • En el 2010, a nivel nacional, la proporción del ingreso mensual de las mujeres con respecto al de los hombres fue de 65.1%. En Lima Metropolitana representó 66,9% y en el resto del país 60,7%.
  • 21,5% de los escaños ocuparon las mujeres (28 parlamentarias) en las elecciones del 2011. Este porcentaje es menor al 29,2% de los comicios del 2006 (35 parlamentarias).
  • Si bien 1731 hombres fueron elegidos alcaldes en los comicios municipales del 2011, solo 69 mujeres lograron ser alcaldesas. De igual manera, fueron elegidos 7405 regidores y solo 2783 regidoras. 

1.16 years
remaining
until 2015

1990 2015
Metas e indicadores
  1. Meta 3A: Eliminar las desigualdades entre los géneros en la enseñanza primaria y secundaria, preferiblemente para el año 2005, y en todos los niveles de la enseñanza antes del fin del año 2015
    • 3.1 Relación entre niñas y niños en la educación primaria, secundaria y superior
    • 3.2 Proporción de mujeres entre los empleados remunerados en el sector no agrícola
    • 3.3 Proporción de puestos ocupados por mujeres en el parlamento nacional